10 Consejos Sobre el Reciclaje de Basura

Cómo reciclar la basura
Consejos útiles que te ayudarán a aprender a reciclar la basura fácilmente. | Foto: Istock

Actualmente, todos sabemos que nuestro planeta está en serio peligro. Debido al fuerte crecimiento de la población, la necesidad de recursos está aumentando considerablemente. Por este y otros motivos, todos debemos encontrar una manera de reducir la cantidad de desechos producidos por cada hogar para preservar el medio ambiente. Pero, ¿en qué consiste, qué ventajas nos ofrece, y cómo podemos hacerlo correctamente?

Se estima que, en la actualidad, cada día un hogar produce una medida de dos kilogramos de residuos. Nada más y nada menos. Se trata, es cierto, de una cifra asombrosa y sorprendente. Por ello, al optar por el reciclaje y la clasificación de los residuos conseguimos disminuir el impacto de los residuos en el medio ambiente. ¿El objetivo? Reducir los objetos y materiales que acaban en el basurero, y que en realidad serían materiales reciclables, tales como cartón, papel, vidrio, acero, plástico y aluminio.

En lo que se refiere a sus beneficios, al optar por la clasificación y el reciclaje de residuos los recursos usados son mínimos. Esto ofrece la posibilidad de ahorrar en términos de energía, agua y materiales. A su vez, también disminuye la emisión de CO2, y el sistema en sí ayuda a generar nuevos puestos de trabajo, una gran palanca para la economía nacional. 

¿Y cuáles son las ventajas que ofrece? Ayuda a respetar el medio ambiente. Por ejemplo, clasificar nuestros desechos puede ser de muchísima ayuda a la hora de preservar y proteger el medio ambiente. Por ejemplo, el reciclaje de cajas y envases de cartón evita la tala de miles de árboles cada año. Mientras que reciclar el vidrio ayuda a ahorrar arena. El reciclaje de plástico reduce el consumo de aceite. Y el reciclaje de aluminio es de muchísima utilidad para la extracción de boxita, así como óxidos de hierro.

También ahorra energía, puesto que los envases consumen más energía durante su proceso de fabricación, en comparación a cuando los reciclamos. Por tanto, la clasificación selectiva es de muchísima ayuda a la hora de ahorrar energía y agua. Por ejemplo, una tonelada de cartón reciclado ahorra el equivalente a un año de consumo de energía por habitante, y el equivalente a 6 meses de consumo de agua.

Es más, según cálculos, una tonelada de vidrio reciclado ahorra el equivalente a dos meses de consumo de energía y 8 días de consumo de agua por habitante. Una tonelada de aluminio reciclado ahorra el equivalente a 1 año de consumo de energía y 5 meses de consumo de agua, y, finalmente, una tonelada de acero reciclado ahorra el equivalente a 9 meses de consumo de energía y 6 meses de consumo de agua por habitante.

Por otro lado, también es de utilidad para reducir los gases de efecto invernadero. Fabricar envases, como ya te hemos mencionado, tiende a consumir más energía que reciclarlos, pero también suele emitir más gases de efecto invernadero, conduciendo al calentamiento global. 

Por ejemplo, reciclar una tonelada de papel o cartón sería el equivalente a evitar un viaje en automóvil de 270 kilómetros, reciclar una tonelada de plástico 15.300 kilómetros, y una tonelada de vidrio sería el equivalente de un viaje en coche de 3700 kilómetros.

¿Qué es y en qué consiste el reciclaje?

 

Como ya te hemos mencionado, el reciclaje consiste en reutilizar y transformar todos los materiales que pueden ser reciclados y reutilizados, evitando que afecten al medio ambiente y que se reduzcan los recursos valiosos del planeta.

Esto ofrece la posibilidad de reducir la destrucción de residuos destinados a ser quemados o enterrados, dos procesos en realidad sumamente dañinos para el medio ambiente. Así, al reciclar conseguimos hacer un gesto por el planea, respetando sus recursos naturales y ayudando en su limpieza.

Consejos útiles para empezar a reciclar en casa

A la hora de comenzar a reciclar en casa, es necesario tener en cuenta que el reciclaje se divide en distintos tipos de residuos, como:


 

  • Materia orgánica, como alimentos, plantas o madera.
  • Plásticos, como botellas y otros envases reciclables.
  • Vidrio, que permite hacer botellas o platos.
  • Cartón y papel.

Comenzando directamente en los estantes de los supermercados

Para preservar el medio ambiente, debemos ser más conscientes de nuestros hábitos de consumo, así como tratar de limitar al máximo la cantidad de residuos que producimos. Y esto comienza, precisamente, en los estantes del supermercado.

Por ejemplo, es recomendable evitar los alimentos envueltos en plástico o en envases excesivos. En su lugar, es fundamental optar por frutas, verduras y cereales a granel. A su vez, almacenar las legumbres en frascos de vidrio.

La importancia de decir adiós a las bolsas de plástico

Cada año, se estima que los compradores de todo el mundo utilizan alrededor de 500 mil millones de bolsas de plástico de un único uso, las cuales, en la mayoría de las ocasiones, acaban en el fondo del océano. ¿Sabías que las bolsas de plástico tardan muchísimo tiempo en degradarse en la naturaleza? El resultado es muy alarmante: más de 100.000 criaturas marinas mueren cada año después de enredarse en plásticos.

Para evitarlo simplemente debemos evitar el uso de bolsas de plástico en las tiendas y en los supermercados, optando siempre por bolsas de tela plegables en nuestro bolso. 

Otros consejos útiles que te ayudarán

Lo cierto es que, en nuestro día a día, también es posible llevar a cabo algunas medidas básicas que pueden ayudarnos a reducir el volumen de objetos y elementos que tiramos a la basura.

Por ejemplo, conservar los frascos de vidrio y usarlos para almacenar alimentos comprados a granel puede ser de muchísima ayuda, además de usar bolsas de tela reutilizables, en lugar de bolsas de plástico, cada vez que vamos a la compra (especialmente cuando compramos frutas y verduras a granel).


También es aconsejable escoger vasos y cubiertos reutilizables en lugar de sus primos desechables, especialmente a la hora de tomar café o té.

 

Comentarios

envía el comentario