10 Cosas Prohibidas Durante el Embarazo

Hábitos prohibidos durante el embarazo
Existen determinadas cosas y hábitos malsanos que, evidentemente, es mejor evitar durante la gestación. | Istock

El embarazo es una de las etapas más maravillosas de la mujer, donde se siente plena y feliz, alberga una vida en su vientre y durante los próximos nueve meses aproximadamente, se encargará de que su futuro bebé se desarrolle saludablemente y en buenas condiciones.

La mayoría de los embarazos surgen y se desarrollan sin complicaciones pero en ocasiones, la madre debe seguir una serie de recomendaciones médicas y ajustar su estilo de vida diaria para evitar o reducir ciertos aspectos que puedan poner en peligro la salud del bebé y la de ella misma.

En los embarazos que se manifiestan sin complicaciones, la futura mamá puede seguir haciendo su vida completamente normal, rutinas, horarios, trabajo, deporte, ocio, ya que es una etapa en la que no se debe cambiar nada, porque no es una enfermedad, pero sí es recomendable que se modifiquen o incluso se eviten ciertas cosas que indiscutiblemente pueden afectar negativamente al estado de la madre y del bebé.

A continuación nombraremos y explicaremos detalladamente varias cosas o aspectos que están terminantemente prohibidas durante el embarazo porque pueden ocasionar graves problemas para la mujer y para el bebé que vienen en camino.

Prohibido fumar

Obviamente fumar es una de las adicciones más difíciles de controlar, pero sobretodo una de las que más consecuencias negativas acarrea durante el embarazo. 

Sería ideal que la mujer fumadora, evite fumar tan pronto conozca su estado, pues esta adicción trae complicaciones tan graves como; anomalías congénitas como el labio leporino, síndrome de muerte súbita infantil, nacimiento prematuro, enfermedades cardíacas o cáncer de pulmón en la futura mamá.

Prohibido las drogas

Al igual que el tabaco, el consumo de drogas está totalmente prohibido durante la gestación, porque las consecuencias son realmente devastadoras. El futuro bebé puede llegar a padecer síndrome de abstinencia neonatal (NAS), aborto espontáneo, muerte fetal y anomalías congénitas.

Medicamentos 

Es importante que la gestante sepa qué medicamentos puede consumir y cuáles no, pues durante el embarazo también surgen otras pequeñas enfermedades que pueden llevar al consumo de pastillas, por ello, es importante que el médico aconseje a la futura mamá que medicamentos puede consumir en caso de dolor, resfriados, alergias, etcétera.

Prohibido el alcohol

Está comprobado que el alcohol atraviesa la placenta y afecta al feto hasta tal punto que puede causar síndrome de alcoholismo fetal entre otros trastornos, que provocan enfermedades como convulsiones, retrasos del desarrollo, anomalías físicas, discapacidad intelectual y problemas en la conducta del futuro bebé.

Limitar el consumo de café

Muchas mujeres adoran el café por las mañanas o incluso a cualquier hora del día, pero es importante saber cuánta cantidad de café puede consumir una embarazada pues la cafeína atraviesa la placenta y puede afectar al ritmo cardíaco del feto. 

El consumo está limitado a unos 200 - 250 miligramos de café, si es solo y sin azúcar mejor, que mejor.

Deporte sí, pero seguro y controlado 

Si tienes una vida activa y te dedicas al deporte, probablemente puedas seguir haciéndolo, porque el deporte es indispensable para una buena salud, no solo física, sino para muchos aspectos de la vida. 

Lo que probablemente tengas que hacer dependiendo del ejercicio que realices, es modificar la forma o los movimientos, o incluso disminuir la intensidad. 

Caminar, correr, pilates, yoga, entre otros, son deportes que perfectamente se pueden realizar sin peligro siempre y cuando se haga con seguridad y con una buena compañia profesional. 

Se deben evitar deportes de contacto, como el boxeo o el fútbol, pues pueden ocasionar desprendimiento de placenta y a su vez ocasionar problemas mayores como parto prematuro o pérdida del embarazo.

Limpiar la caja de arena de los gatos

Si tienes gatos en casa, probablemente ya hayas oído hablar de la toxoplasmosis, pero sin duda, es una enfermedad que es muy difícil de contraer, y los gatos no son los únicos que la transmiten. 

Lo que sí has de tener en cuenta, es mientras estés embarazada, evitar limpiar su caja de deposiciones, aunque contaminarte de dicha enfermedad es algo más complicado que eso, es preferible que sea otra persona quien haga esa labor.

Coger objetos pesados

Uno de las hábitos que más se han transmitido de generación en generación es que las futuras mamás no cojan peso, es más, muchas veces se les niega hacer ciertas actividades que conlleven arrastrar, o levantar objetos pesados, y obviamente tiene todo el sentido.

Es momento de cuidar la postura, la forma y los movimientos que se hacen mientras se está embarazada, pues el cuerpo de la futura mamá está cambiando y hay que tener especial cuidado al realizar ciertas cosas.

Alimentos prohibidos 

Una de las cosas que más en cuenta se tienen durante el embarazo, es la alimentación, y es que es muy importante saber que no se debe consumir, lo que está totalmente prohibido, ya que pueden ocasionar grandes consecuencias. 

Carnes y pescados crudos, huevos, lácteos o juegos de frutas no pasteurizados, brotes crudos, ensaladas con pollo o embutidos, pueden provocar enfermedades como la listeria o la salmonella.

Frutas y verduras no lavadas 

Al igual que los alimentos que hemos nombrado anteriormente, que están terminantemente prohibidos por las enfermedades que pueden provocar, otros alimentos deben consumirse pero dentro de unas pautas, como suele ocurrir con las frutas y las verduras. 

Es aconsejable lavar y desinfectar todos aquellos alimentos que vengan de la tierra, pues durante el proceso de producción, transporte o almacenamiento han podido ser contaminados y contagiarse de parásitos como la salmonela o  la toxoplasmosis.

Saunas o piscinas de agua caliente 

Es ideal optar por hábitos y rutinas que ayuden a la futura mamá a relajarse y tomarse un descanso, pero hay que tener en cuenta, que existen ciertos sitios poco recomendables para ello, como lo son, los jacuzzis y las saunas, pues la temperatura que ronda en esos sitios es bastante poco recomendable para las gestantes, ya que puede provocar anomalías congénitas. 

Optar por un buen masaje, o un baño relajante con aromaterapia es la mejor opción.


Comentarios

envía el comentario