10 frases para reflexionar

Free - Photos | Pixabay

 

Son muchas las ocasiones en las que nos encontramos en un estado emocional o en una situación que no somos capaces de describir o explicar con palabras. Para ello, existen frases que, por la universalidad que implica su significado, se han convertido ya en la clave para ciertas situaciones o reflexiones acerca de la vida y todo lo que la rodea. Frases que resumen aquello que no conseguimos expresar, que no sabemos hacer llegar a los demás.

 

Algunas de ellas incluso nos proporcionan una visión de la vida de la que muchas veces huimos porque sabemos que hacen referencia a estados existentes pero que queremos obviar. Otras, simplemente nos ayudan a dar sentido a aquello que nos pasa o nos ofrecen consejo porque son barras de medir comunes a cualquier situación.

 

1.“Nada se olvida más despacio que una ofensa; y nada más rápido que un favor”

Martin Luther King 

Así es, como bien dijo el activista estadounidense, con frecuencia tendemos a ver con más facilidad las malas acciones que las buenas. Culpando a aquellos que fallaron una vez, aunque estos mismos nos hayan ayudado mil veces a no caer.

 

2.“Los azares de la vida son tales, que toda eventualidad se hace posible” 

André Maurois

Sin duda alguna, la vida es un conjunto de sucesos tan impredecibles que, aunque seamos nosotros los que provocamos algunas de las cosas que nos pasan, al fin y al cabo, las consecuencias de la mayoría de ellas en la vida nunca es cosa nuestra. Así que, en la vida, como diría Julio César: “Alea iacta est”, una frase que utilizamos sin conocer realmente su significado. Y es que, la incerteza de la vida hace que todo sea probable.

 

3. “Me parece que el secreto de la vida consiste simplemente en aceptarla tal cual es”

San Juan de la Cruz

Muchas veces sufrimos por nuestra incapacidad para aceptar las cosas tal y como son. Creamos una realidad en nosotros mismos que no existe y, cuando las cosas no salen cómo creíamos, sufrimos porque somos incapaces de aceptar la realidad.

 

4. “Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”

Eduardo Galeano

Al final, son nuestras acciones las que nos definen y no aquello que decimos. Sin actos no hay prueba ni constancia de lo que uno es.

 

5. “No hay manía más funesta, ni capricho más peligroso que la especulación o la conjetura sobre los caminos que no tomamos”

 Juan Gabriel Vásquez

A veces, nos torturamos con las cosas que no hicimos o con las decisiones que no tomamos sin saber que el pensamiento sobre lo que no ocurrió no nos dará la respuesta de aquello que no existe.

 

6. “No juzgar sin comprender es un don que posee poquísima gente. Todos creen que deben juzgar todo lo que ven”

Albert Espinosa

¿Cuántas veces juzgamos a los demás sin mirarnos primero a nosotros mismos? Antes de opinar debemos conocer bien sobre lo que uno va a hablar ya que puede que uno mismo haya sido, en alguna ocasión, el protagonista de aquello que está juzgando.

 

 

7. “Ninguna aventura de la imaginación tiene más valor literario que el más insignificante episodio de la vida cotidiana”

Gabriel García Márquez 

Pexels | Pixabay

 

Como dice el escritor colombiano, en la realidad del día a día está la esencia de todo. Nada nos hará sentir más empatía que leer aquello que nos resulta familiar.

 

8. “La vida es como una bicicleta. Para mantener el equilibrio tienes que seguir adelante”

 Albert Einstein

No desistir y dar siempre lo mejor de nosotros mismos es la clave para poder realizarnos como seres humanos. Si nos quedamos quietos, siempre nos encontraremos en el mismo lugar.

 

9. “Cada fracaso enseña al hombre algo que necesita aprender”

Charles Dickens

Errar supone aprender. Cuando uno comete un error, este nos enseña más de lo que puede hacerlo un acierto. Si uno no es consciente de lo que está mal, nunca sabrá lo que está bien.

 

10. “Si nunca esperas nada de nadie, nunca te decepcionarás”

 Sylvia Plath

Si construimos en nuestra mente una idea idealizada sobre lo que debe ser, en lugar de aceptar lo que en realidad es, estaremos expuestos a que esa idea no se cumpla y, por tanto, sentir la tristeza y decepción de una realidad que nosotros mismos hemos creado.

 

Comentarios