10 Increíbles Propiedades del Kiwi

Principales beneficios y propiedades del kiwi
El kiwi es una fruta nutritiva única, repleta de beneficios para la salud. | Foto: Istock

¿Sabías que un solo kiwi contiene una cantidad impresionante de fibra? Además, gracias a los antioxidantes naturales que contiene, su consumo habitual sería de muchísima utilidad a la hora de reducir y prevenir la aparición no solo de enfermedades cardiovasculares, sino también determinados cánceres.

Es más, en la cocina también puede llegar a convertirse en un ingrediente verdaderamente versátil y completo, lo que permite la elaboración de exquisitas recetas nutritivas y saludables, coloridas y deliciosas.

¿Y cuáles son algunas de las principales características de esta delicada fruta? Aunque es cierto que te hablaremos sobre ello a lo largo del presente artículo, destaca principalmente por: es una fuente potente de antioxidantes, bajo en calorías, contenido elevado de fibra, promueve la salud cardiovascular y ayuda en la prevención de patologías y enfermedades crónicas.

¿Qué es exactamente el kiwi? Beneficios nutritivos

El kiwi crece en una planta trepadora originaria de China. Como veremos detalladamente en un próximo apartado, está compuesto por más de un 80 por ciento de agua, ofreciendo además una pulpa rica en vitaminas y fibra. Posee un aporte energético moderado (similar al albaricoque, la clementina o el melón), lo que se debe, sobre todo, a sus carbohidratos, los cuales representan alrededor del 10 por ciento de todos los componentes de la fruta, en especial fructosa y glucosa.

Está repleto de vitaminas, en especial vitamina C y vitamina E, y también proporciona cantidades interesantes de vitamina Kvitamina B9, además de ser una buena fuente de minerales, como el cobre o el potasio.

En lo que se refiere a su contenido en fibra, también se caracteriza por ser muy abundante, ya que proporciona alrededor de 3 gramos por cada 100 gramos de producto, distribuyéndose entre fibras insolubles y fibras solubles.

Desde un punto de vista nutritivo también contiene una enzima específica conocida con el nombre de actinidina, una proteasa capaz de descomponer las proteínas en moléculas más pequeñas, a lo que se le une un sabor ácido realmente característico que se explica por la presencia de ácidos orgánicos, en especial ácido málico, ácidos cítricos y ácido quínico.

En lo que a sus beneficios se refiere, tal y como descubriremos, en general su alto contenido en vitaminas, antioxidantes y fibra hacen que esta fruta desempeñe un importante papel protector para la salud.

No en vano, numerosos estudios han demostrado que tanto el consumo de kiwi como de otras frutas y verduras puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, cáncer y otras enfermedades crónicas.

Alto contenido en fibra

¿Sabías que dos kiwis aportan más de 5 gramos de fibra? Aunque es cierto que todo depende del tamaño que tenga el kiwi, se estima que un único kiwi es capaz de proporcionar cerca de 3 gramos de fibra, por lo que dos kiwis brindan alrededor del 15 por ciento de la cantidad diaria recomendada.

Gracias, precisamente, a la concentración y calidad de estas fibras, el kiwi puede ser de mucha ayuda a la hora de aliviar los problemas asociados con el estreñimiento.

Pero no solo eso, además de favorecer un mejor tránsito intestinal, una dieta rica en fibra es de muchísima ayuda para prevenir y reducir el riesgo de diabetes, exceso de peso (obesidad) y las enfermedades cardiovasculares.

Salud cardiovascular

Un estudio llevado a cabo en humanos demostró el potencial cardioprotector de los kiwis. En esta investigación, los científicos observaron que el consumo de entre 2 a 3 kiwis por día durante aproximadamente 1 mes ayudaba a disminuir la agregación plaquetaria, así como a una disminución de los niveles de triglicéridos en sangre.

Estos dos elementos son considerados como factores de riesgo asociados con la enfermedad cardiovascular, de manera que, en individuos con exceso de colesterol y / o triglicéridos, el consumo regular de kiwis podría ser de muchísima ayuda a la hora de ayudar a mejorar el perfil de las grasas en sangre, así como aumentar los niveles sanguíneos de determinadas vitaminas (en especial vitaminas C y E).

Prevención de ciertos tipos de cáncer

El daño oxidativo del ADN es considerada como una de las posibles causas de la aparición de ciertos cánceres.

En este sentido, en un estudio, los científicos observaron una disminución en la oxidación del ADN, así como un aumento en la capacidad antioxidante de la sangre en aquellas personas que tomaron 1 kiwi por día durante 3 semanas.

En este estudio, los investigadores también encontraron que el ADN de las células de las personas que tomaron 2 tazas (500 ml) de jugo de kiwi era mucho más resistente a la oxidación, por lo que el daño podría prevenirse.

Incluso la investigación demostró que el extracto de kiwi era muchísimo más eficaz que la vitamina C (enormemente popular por su alto poder antioxidante) para proteger contra el daño oxidativo del ADN, lo que sugeriría que el poder antioxidante de los kiwis no se puede atribuir única y exclusivamente a su contenido en vitamina C.

Alto poder antioxidante

Como ya te hemos mencionado, el kiwi destaca por ser una fruta repleta de antioxidantes naturales.

Por ejemplo, contiene muchos compuestos fenólicos, incluidos ácidos fenólicos, flavanos (epicatequina, catequina), procianidinas y flavonoles (quercetina, kaempferol). Estos compuestos, presentes en las plantas, tienen propiedades antioxidantes.

Y, como hemos indicado en bastantes ocasiones, los antioxidantes son de muchísima ayuda a la hora de prevenir y reducir el riesgo de aparición de varias enfermedades, incluidos ciertos cánceres, enfermedades cardiovasculares y diversas enfermedades o patologías crónicas, precisamente al ser capaces de neutralizar los radicales libres en el cuerpo.

Promueve la cicatrización de heridas

Un estudio llevado a cabo recientemente ha demostrado que el kiwi ayudaría a promover la cicatrización de las heridas, incluso de forma mucho más efectiva que una crema antimicrobiana tradicional.

Esto sería debido gracias a su capacidad para modular la angiogénesis, así como por sus diferentes cualidades antibacterianas, de forma que podría incluso convertirse en una opción útil para el tratamiento de las úlceras crónicas.

Prevención de la osteoporosis

El kiwi se caracteriza por ser un alimento alcalinizante. Sin embargo, es importante contrarrestar los efectos de nuestra dieta moderna, con el objetivo de acidificar los alimentos con alimentos alcalinizantes que contienen una serie de minerales y otros nutrientes esenciales para nuestra salud.

Sin esta ingesta, nuestro organismo acabaría recurriendo a las reservas minerales de nuestros huesos, lo que podría acabar conduciendo a la osteoporosis.

¿Cómo podemos comer el kiwi para disfrutar de sus beneficios?

Es perfectamente posible comer el kiwi entero y crudo, ya sea a media mañana (por ejemplo, como aperitivo o tentempié), de postre o incluso a la hora del desayuno.

Sin embargo, esta pequeña y característica fruta también ofrece la posibilidad de crear recetas tan deliciosas como originales.

De hecho, el sabor dulce y ácido a la vez hace que se lleve muy bien tanto con lo dulce como con lo salado. Por lo que, ya sea que lo prefiramos cocido o crudo, no hay duda que podemos usarlo en una amplia variedad de comidas y opciones culinarias, desde postres a ensaladas, pasando incluso por platos en salsa.


Comentarios

envía el comentario