Los 15 mejores vehículos clásicos de colección

Coches que marcaron una época y que a todos les gustaría tener en su garaje. ¿Quieres descubrirlos?

Los 15 mejores autos clásicos de colección
Los 15 mejores autos clásicos de colección | Foto: Istock

Desde que el genio Henry Ford ideó y construyó el primer coche de la historia, la vida de los seres humanos no ha podido ser la misma. La innovación tecnológica, el diseño y la velocidad han sido factores determinantes para el impulso de la industria automovilística. De allí se han derivado nuevas pasiones y obsesiones, tal como la admiración a los carros clásicos, históricos y de lujo.

De hecho, no hay duda que tanto la invención del primer automóvil como su desarrollo revolucionaron el sector del transporte. Desde las primeras experiencias de locomocion individual, hasta los coches eléctricos autónomos y conectados, es evidente que el coche se reinventa continua y constantemente.

Pero, antes de la llegada del primer automóvil los hombres utilizaban equipos, principalmente carros con ruedas y trineos tirados por otros hombres o por animales. Es más, los primeros intentos de instalar una máquina de vapor en un automóvil datan del siglo XVII. Sin embargo, no fue hasta finalidades del siglo XVIII cuando los inventores e ingenieros comenzaron a tener cierto éxito.

Es más, ¿sabías que el primer automóvil fue originalmente construido en el año 1770 por el francés Joseph Cugnot? Se trata, efectivamente, del "primer vehículo que se mueve solo". Pero su intento no fue realmente efectivo, principalmente porque la máquina era demasiado pesada e ineficaz. Así, los ingenieros acabaron por dedicarse a mejorar el ferrocarril, dejando a un lado el automóvil hasta la llegada de los motores menos voluminosos, menos pesados y más eficientes: el motor de combustión interna.

Sin lugar a dudas, estos son elementos fascinantes que todos quisiéramos tener en nuestro garaje, pero que por ser objetos de colección de los gustos más refinados y los bolsillos más acaudalados, estos resultan ser los carros más costosos del mercado. 

Ford Maverick

A finales de la década de 1950 el mercado europeo de automóviles pequeños se había vuelto tan importante en América del Norte que los estadounidenses decidieron luchar contra esta "invasión". Fue así cuando originalmente nació Maverick.

Es uno de los autos clásicos compacto fabricado desde 1969 hasta 1977. Fue diseñado en los años 60 ante la crisis del petróleo, por lo que se buscó fabricar un carro barato, de bajo mantenimiento para que pudiera ser accesible a los bolsillos del país del momento.

Tenía un precio inicial de tan solo 1.995 dólares, y Ford decidió posicionarlo en lugar del ya extinto Falcon, pero siempre destacando que se trataba originalmente de un vehículo robusto y con fuerza.

De hecho, con su parrilla lineal de faros redondos, similar a su hermano mayor pero con una distancia entre ejes más corta, se convirtió en un auténtico éxito rotundo en ventas, no solo a su buen precio, sino a su buena oferta de motor.

Por ejemplo, en su versión Grabber, contaba con un motor de 8 cilindros de 140 CV y tracción trasera, y su caja de 4 cambios manual era capaz de alcanzar una velocidad máxima de 179 km/h, con un consumo de solo 6.1 litros por kilómetro.

Por otro lado, aunque en un principio la oferta empezó con un modelo de dos puertas, más tarde la compañía decidió dar el paso a una carrocería de 4 puertas. Sin embargo, no fue una opción tan popular como la versión original, de manera que fue desapareciendo poco a poco.

Dodge Super Bee

Producido en 1968 hasta el año 1971 en los Estados Unidos por la compañía Dodge. Es uno de los autos clásicos resucitados en los modelos 2007, 2008, 2009, 2012 y 2013. Su primera generación fue basado en la plataforma B por lo que se le recuerda como una leyenda viva del mundo de los carros clásicos especialmente de los muscle cars.  

Tan bonito como atractivo, tradicional y clásico, el Super Bee se convirtió en uno de los intentos de Dodge de atraer a los compradores más jóvenes, el cual se basó en el Coronet 440, estando disponible como un cupé con ventanillas traseras retráctiles. 

No en vano, recibió originalmente el apodo de "Super Bee" porque se basaba en la designación de carrocería "B" que se le da a muchos automóviles Dodge de tamaño mediano, y era fácil de distinguir gracias a su parrilla negra mate, su capó eléctrico abultado y sus rayas de abejorro dobles envolventes situadas en la parte trasera, además de sus características llantas redline F70 x 14.

No obstante, en 1970 Dodge decidió darle un cambio de imagen, lo que incluyó dos parachoques de bucle cromados, un capó "abovedado" con dos tomas de aire y luces traseras completamente renovadas.

Kaiser Carabela

Fabricado y comercializado entre los años de 1958 y 1961,el Kaiser Carabela es uno de los pocos carros clásicos producidos por una industria latinoamericana llamada IKA, Industrias Kaiser Argentina. Este es uno de los diseños de carro que mejor representan el espíritu del principio de los 60’s.

Se trataba de un clon del Kaiser Manhattan, y llegó a convertirse en un auténtico éxito de ventas en Argentina, al tratarse del primer automóvil sedán de pasajeros fabricado de forma local en una cadena de montaje en serie.

De acuerdo a sus características técnicas, pesaba 1.683kg, medía 5,47 metros de largo, 1,90 metros de ancho y 1,54 metros de alto, con una distancia entre ejes de 3,01 metros. En resumidas cuentas, la potencia de su motor era de 116 CV, con una caja de tres cambios manual y suspensión delantera independiente tanto con resortes como con amortiguadores.

Por otro lado, indicar que era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 35 segundos, mientras que la velocidad máxima alcanzada los 135 km/h.

Aunque es cierto que no se trataba de un vehículo que se caracterizara por ser precisamente bonito o atractivo, sí destacaba por ser un coche muy cómodo, con una amplísima habitabilidad.

Chevrolet Impala Coupé

Otro de los diseños con un marcado aire de los años 60’s, es el Impala, uno de los carros clásicos producido por la compañía Chevrolet desde los años 1959 hasta el presente, sufriendo transformaciones significativas, debido a las diferentes generaciones. Tambien se le ha conocido popularmente como «Chevy Impala».

Chevrolet c-10

Esta camioneta pick up producida por la compañía estadounidense Chevrolet, fue fabricada desde finales de los años 60’s hasta el 2000. Hoy en día es uno de los carros clásicos más representativos de la época que es altamente valorado por los coleccionistas.

Peugeot 404

Fabricado por la compañía francesa Peugeot desde mayo de 1960 hasta el año 1999, una de las joyas de los carros clásicos europeos. Utilizado originalmente en multitud de carreras y en rallys de la época, este modelo fue evolucionando como un objeto de deseo de las personas interesadas en obtener algo de mayor lujo, por lo que en 1967 se fabricó como descapotable y coupé.

Aunque es cierto que se caracterizó por ser mucho menos vanguardista que el Citroen DS, su principal rival, los clientes de Peugeot se mantuvieron fieles a la marca.

De hecho, su carrocería incorporó los últimos elementos estilísticos usados en Estados Unidos, con la existencia de un parabrisas panorámico (con retorno hacia los laterales), así como un alerón trasero. Eso sí, las ventajas laterales continúan siendo planas (no se volverán curvas hasta la llegada del Peugeot 504), y la superficie total del acristalamiento es ciertamente privilegiada gracias a los bordes delgados planos que encontramos en las ventanas.

Como ocurre con otros vehículos de este período, los parachoques de acero inoxidable fueron posteriormente revestidos con gomas.

Respecto a su motor, disponía de cuatro cilindros de 1618 cm3 y 72 CV, permitiendo que el coche alcanzara los 140 km/h. Además de recibir en el año 1961 un sistema de inyección.

Renault Torino

Fabricado entre los años 1966 y 1981 el Renault Torina ha sido un carro clásico con considerable alcance en la industria automovilística, con especial presencia en sur américa, gracias a su fabricante de las Industrias Kasier Argentina. Por este motivo fue popularmente conocido originalmente bajo el nombre de Renault IKA Torino, destacando sobre todo en Argentina, donde causó una auténtica revolución.

Tenía unas dimensiones de 4,72 metros de largo y 1,41 metros de ancho, estando disponible tanto en carrocería coupé como sedán. Contaba, además, con un motor de seis cilindros capaz de entregar 155 CV en su versión más básica, y 176 CV en la más deportiva, destacando sobre todo con una suavidad de conducción muy interesante. 

Chevrolet 1951 Sedán

Uno de los carros clásicos que inició su producción en los años 1931 pero que ganó especial popularidad en el mercado mundial en la década de los 50’s, momento en el cual dejó de producirse. Su fabricante fue la Chevrolet y tuvo una especial retentiva por sus diseños de primera categoría. 

Ford Mercury 1941

Este es uno de los carros clásicos más importantes de la compañía estadounidense que lo fabricó: Ford, ya que fue muy exitoso en el mercado, pero específicamente dentro del público que buscaba una especial categoría en el diseño de líneas envolventes y redondeadas, junto con la oportunidad de conseguir un amplio espacio en su interior. 

Buick Roadmaster

Este carro clásico fue fabricado por la compañía Buick desde los años 1956, con unas líneas preciosas y un diseño especialmente moderno para la época. Desde sus inicios fue un auto de lujo que ganó popularidad y al final de su producción se convirtió en uno carro de colección.

Chevy Bel Air

La marca Chevrolet inició su producción en serie desde el año 1953 hasta los años 1975 de manos de la General Motors. Fue un modelo muy atractivo, con el cual se experimentaba en una diversidad de diseños ya sea coupé o descapotable, famosos por su aparición en varias películas.

Oldsmobile 1955

En la década de los 50’s la compañía estadounidense Oldsmobile era una de las más importantes en la industria automovilística, luego convertida en una gama más de la General Motors. Este modelo fue el protagonista de una renovación de sus diseños anteriores, convirtiéndose en uno de los carros clásicos americanos más bonitos.

Delage D8 Aero Coupé

Este es uno de los carros clásicos por excelencia fabricados entre los años de 1929 y 1940. Este modelo fue creado en 1937 para la Feria de coches de París destacado por los diseños de sus líneas, correspondiendo a unas formas muy elegantes para su época.

Hispano Suiza K6

Es uno de los carros clásicos de mayor lujo y competición que se pueden tener. Este es uno de los carros clásicos más famosos por su escaeces en el mercado ya que se fabricaron pocos. Además, es uno de los pocos automóviles producidos por una empresa española fundada en Barcelona, Catalunya.  

Horch 853A

Uno de los carros clásicos más exclusivos sin ninguna duda. Fabricado en 1930 por la compañía alemana August Horch en Ehrenfeld, Colonia. Sus componentes fueron producidos con una gran potencia y un diseño y materiales espectaculares. ¿Cómo no iba a estar en la lista de los mejores autos clásicos?

Esta es nuestra selección de los 15 carros clásicos más valorados por el mercado en el último siglo, que seguramente son objeto de deseo de muchísimos amantes de la industria automotriz


Comentarios

envía el comentario