¿Es posible atraer a la suerte?

Cruzar los dedos, tocar madera o encontrar un trébol de cuatro hojas son situaciones que relacionamos con la buena suerte. De igual modo, una expresión como “la suerte del principiante” suele habitual en diversos juegos y apuestas. En ese sentido, existen personas que mantienen una fe ciega en la suerte. No obstante, otras muchas opinan que este mundo de supersticiones y amuletos que se relacionan con ella no son reales. La suerte no hay que buscarla, pues tiene mucho que ver con la actitud. De este modo, la pregunta que a menudo nos hacemos es ¿existe realmente la suerte?

Hay personas que afirman que la suerte influye en situaciones externas, como por ejemplo a la hora de hacer apuestas o jugar al JackpotCity casino un día en concreto. Al jugar ese día, confían en que tendrán más posibilidades de obtener grandes premios. Asimismo, piensan que la suerte es algo que ellos mismos crean y su fe inquebrantable es el motivo de que se materialice. En tal contexto, las personas que creen en este tipo de suerte suelen ser, por lo general, personas muy optimistas y positivas en su forma de pensar y actuar.

Richard Wiseman, psicólogo e investigador de la Universidad de Hertfordshire en Reino Unido, opina de la misma manera. Según sus investigaciones, mantiene que la suerte se puede crear adaptando a nuestra vida cotidiana una serie de factores, tales como:

¿Es posible atraer a la suerte? | Cedida

La sonrisa

Sonreír durante 20 segundos varias veces al día, aun sin motivo aparente, provoca una sensación de bienestar y posibilita una actitud más positiva.

Abrirse a experiencias nuevas

Acudir a eventos culturales o de distinta índole y conocer gente nueva.

Adaptarse a los cambios

Asimilar la idea de que los cambios que se produzcan en nuestra vida serán para bien y conservar una mentalidad positiva, encajando de la mejor manera situaciones inesperadas.

Dar prioridad a lo positivo | Cedida

Dar prioridad a lo positivo

Mantener frescas en nuestra mente todas las situaciones positivas que hemos experimentado y dar prioridad al lado bueno de todo lo que nos pasa.

Sin embargo, otra parte de la población piensa que creer en la suerte carece de toda lógica y fundamento. Estas personas creen únicamente en lo que es visible y material, rechazando todo tipo de supersticiones. De igual manera, se posicionan diciendo que si algo bueno les ocurre es gracias a ellos mismos y mantienen que el factor suerte no ha intervenido en absoluto.

Por consiguiente, ante la pregunta ¿existe realmente la suerte? la respuesta es que no podemos estar seguros. Esta cuestión es motivo de debate para expertos y menos expertos en la materia. De lo que sí podemos estar seguros es que existen situaciones en la vida que no se pueden tomar a la ligera, y mucho menos dejar que decida la suerte por nosotros.

 

Comentarios