1001consejos

Telegram

E-Mail:

Bolso con pantalones reciclados

 

Las bolsas son unos de los accesorios preferidos por las mujeres, ya que no solo son bellos y únicos, sino que también son considerablemente útiles. Esto se debe a que tenemos muchas cosas que guardar y nuestra ropa está diseñada para estar ceñida a nuestra figura, nos deja poco espacio de almacenamiento.

 

De esta manera la moda se ha ido adaptando a nuestras necesidades, convirtiendo esta prenda en parte fundamental de nuestro outfit del día a día. Así pues, queremos que aprendas a hacer tú misma tus propias bolsas de mezclilla, para que reutilices materiales y la decores como tu prefieras.

 

Es por ello que a continuación te presentamos paso a paso cómo hacer tus bolsas de mezclillas, para que reutilices esos jeans viejos guardados que ya no usas, logrando confeccionar y decorar tu misma, lo que será tu bolsa preferida.

 

 

No te pierdas cómo hacer tus bolsos vaqueros con este sencillo DIY

 

Materiales para las bolsas de mezclilla:

  • Jean viejo
  • Cierre de 40 cm
  • Argollas de metal
  • Listón de colores
  • Tijeras para tela
  • Hilo
  • Aguja
 

Procedimiento:

1. Corta el pantalón a la altura del tiro. Es importante que sepas que el tiro es simplemente una referencia, para dar una profundidad estándar a la bolsa. Así mismo, tu puedes elegir la altura de corte ideal.

 

2. De la parte delantera de las piernas, corta 2 rectángulos para hacer la correa del bolso.

 

3. Cose toda la parte inferior de lo que queda del pantalón y cose también la correa hecha con los rectángulos.

 

4. Decora con tela estampada y coloca lazos en la parte asignada para el cinturón de la bolsa.

 

5. Cose el cierre en la parte superior del bolso.

6. Agrega cualquier decoración, especialmente al borde de la costura de los bolsillos frontales, si así lo deseas.

 
 

Así de sencillo es fabricar tus propias bolsas de mezclilla, las cuales esperamos que te gusten y te sean de gran utilidad. Es una manualidad que te permitirá explotar tu creatividad, al mismo tiempo en que podrás realizar algo que podrás llevar contigo todos los días al trabajo, escuela, universidad o simplemente salir con tus amigas. Además, si eres amante del estilo vintage, seguramente encajará perfectamente en tu outfit.