Cómo colocar pestañas postizas paso a paso

Aprendemos cómo poner pestañas postizas de manera fácil y todos los pasos a seguir.
Aprendemos cómo colocar pestañas postizas de manera fácil y paso a paso. 

Si algo nos encanta a las mujeres es lucir una mirada de infarto, y para ellos nos ayudamos de maquillaje, eyeliner y máscara de pestañas con efecto volumen. Sin embargo, no siempre conseguimos los resultados esperados y no logramos esa profundidad que estamos buscando. En estos casos, se recomienda usar pestañas postizas. Aunque pueda parecer difícil, la verdad es que colocar pestañas postizas es muy fácil. Nosotros os enseñamos cómo hacerlo y el paso a paso a seguir para conseguir una mirada espectacular.

Las pestañas postizas las solemos utilizar en ocasiones especiales, por ejemplo para una fiesta, boda o evento. Sin embargo, también las puedes utilizar en tu día a día, para lograr resaltar tu mirada sin la necesidad de maquillarte. En estos casos solemos utilizar diseños más naturales, que aportan volumen y alargan tu pestaña natural de una manera más sutil. 

 

Colocar pestañas postizas paso a paso

Una vez ya tenemos nuestras pestañas, la gran duda que nos acecha es cómo colocar de una manera fácil y segura las pestañas postizas y para que nos duren toda la noche o varios días. 

A continuación os contamos cómo poner pestañas postizas de manera correcta, utilizando el pegamento seguro y las pinzas apropiadas. Si seguimos al pie de la letras estas recomendaciones, podremos disfrutar de unas pestañas postizas que nos durarán días.

1. Sacar las pestañas del envase

Primero de todo, debemos extraer las pestañas postizas de su envoltorio con la ayuda de unas pinzas depilatorias. Si cuando las sacamos pierden parte de su curvatura, las podemos redondear de nuevo presionando de manera ligera con las yemas de los dedos. En este punto podemos rizarnos nuestras pestañas para que coincidan con las postizas que colocaremos.

2. Medir las postizas

Debemos colocarnos las postizas sobre nuestras pestañas naturales. De esta manera comprobaremos si se ajustan a nuestro tamaño o si es necesario cortarlas. Debemos tener en cuenta que las pestañas más cortas van al lagrimal y que las largas tienen que coincidir con el final de nuestros ojos. Así, todo lo que sobre lo podemos recortar con unas tijeras. 

3. Aplicar pegamento

Debemos tener un pegamento específico para pestañas postizas, así nos aseguramos de ponernos un producto seguro para nuestros ojos. Normalmente suele venir con las pestañas postizas, pero de nos ser así debemos comprar uno.

Lo aplicaremos por toda la tira de pestañas, poniendo énfasis en los extremos para que se fijen bien en nuestro párpado. Debemos dejar que el pegamento se asiente durante uno 30 segundos para que adquiera textura.  

4. Colocar las pestañas postizas

Con la ayuda de unas pinzas depilatorias, colocamos las pestañas, ajustando primero por la parte central y después por los extremos. Debemos intentar pegarlas lo máximo posible a la línea natural para que no se vean que son postizas. También es importante dejar unos milímetros de distancia desde el lagrimal, ya que así al abrir y cerrar el ojo no nos molestarán. 

5. Integrar con las naturales

Para integrar las pestañas postizas con las naturales, debemos darle pequeños toques con las pinzas o los dedos. Después, aplicamos un poco de máscara de pestañas a las naturales para que no se distingan unas con otras. De esta manera también conseguiremos más espesor. 

6. Delinear el párpado

Para terminar, nos aplicamos eyeliner para ocultar la tira de pestañas postizas. También nos ayudará a disimular pequeñas manchas de pegamento. 

 

 

¿Qué tipo de pestaña postiza elegir?

A la hora de comprar pestañas postizas, nos encontramos con diferentes modelos. Según el efecto que queramos conseguir, adquiriremos unas u otras. Es importante antes de decidirnos por ellas saber exactamente para qué las vamos a utilizar, ya que dependiendo de si las queremos para una boda, para una fiesta de noche o para el día a día, deberemos elegir un modelo u otro. 

Así, algunas buscan alargar el ojo, con lo que las pestañas de los extremos son bastante más largas que el resto. Este tipo de postizas son perfectas para una boda.

Otras nos aportan un efecto babydoll en el ojo, ya que las pestañas del centro son más largas que el resto. Con estas conseguimos que nuestros ojos se vean más grandes y redondos. Son perfectas para salir de noche.

Otro modelo que también podemos encontrar son aquellas que simplemente aportan densidad a la pestañas. Suelen presentarse como una tira con pestañas agrupadas de tres en tres. Con ellas conseguimos un resultado muy natural, por lo que son perfectas para utilizar en nuestro día a día.

 

Comentarios