¿Cómo tomar cúrcuma para bajar de peso de forma efectiva?

La curcumina presente en esta especia puede ayudarnos a adelgazar si la usamos de la forma correcta.
Descubrimos cómo la cúrcuma nos puede ayudar a perder peso y adelgazar.

 

La cúrcuma, conocida también como azafrán indio debido a que la planta proviene de la India o del sudeste asiático, ha sido adorada como una planta sagrada durante 5,000 años. También se usa en la medicina tradicional china y en la ayurvédica. 

En Europa se conoció por primera vez como una hierba de cocina. Pero sólo durante los últimos 50 años se ha empezado a tomar en cuenta su efecto curativo. En este artículo os contamos cómo tomar cúrcuma para bajar de peso, cuáles son sus propiedades y beneficios y en qué casos puede ser peligroso tomarla.

¿Qué es la cúrcuma?

La planta de la cúrcuma pertenece a la familia del jengibre y guarda un gran parecido con éste. Crece hasta un metro de altura y sus hojas, que recuerdan a las cañas, son de color verde claro. 

Interesante es su rizoma, que se usa como especie y remedio, una vez secado y pulverizado. La cúrcuma está también estrechamente relacionada con la planta de alpinia y cardamomo.

Propiedades y beneficios

El ingrediente más importante de la planta de la cúrcuma es la curcumina. Suele servir como transportador de colorante y sabor. Pero mucho más interesante es su efecto curativo. Con la ayuda de esta planta, se puede promover y restaurar de manera natural la propia salud. La curcumina tiene efectos antiinflamatorios, analgésicos y anticancerígenos y libera metales pesados del cuerpo. También inhibe la pérdida ósea.

En 100 gramos de cúrcuma molida hay aproximadamente 354 calorías contenidas, se distribuyen unos 10 gramos de grasa, 8 gramos de proteína vegetal y 65 gramos de carbohidratos.

La cúrcuma está prácticamente libre de colesterol y tiene un contenido de magnesio relativamente alto de más de 190 miligramos por cien gramos. La cúrcuma con un contenido de más de 180 miligramos por cien gramos también es de interés para suministrar calcio al cuerpo.

¿Ayuda la cúrcuma con la pérdida de peso?

La curcumina estimula el metabolismo y ayuda a adelgazar. También aumenta la producción de jugo gástrico, lo que acelera la digestión y contrarresta la sensación de saciedad. Las sustancias amargas de la cúrcuma reducen el ansia de dulces y estimulan la producción de bilis. El aumento de jugo de bilis promueve la digestión de grasas. Como resultado, se elimina más grasa y se almacena menos en el cuerpo. La curcumina dificulta la síntesis de ácidos grasos y destruye las células grasas.

Un estudio en ratones demostró que la curcumina interfiere con el suministro de sangre a las células grasas. Los ratones fueron alimentados con una dieta alta en grasas durante 12 semanas y un grupo fue suministrado con curcumina. Los ratones que la habían recibido tenían menos aumento de peso que los demás. 

También se encontró que en los ratones con curcumina, el nivel de azúcar en la sangre era más bajo. Un nivel alto de azúcar en la sangre suele provocar una sensación de hambre. Un efecto similar se observó en un estudio con ratas. Se les dio curcumina además de su dieta normal durante 13 semanas. Su peso corporal resultó ser un 5% más bajo que el grupo que no había recibido curcumina.

¿Cómo tomar cúrcuma?

La cúrcuma ayuda a aliviar y prevenir muchas dolencias. A diferencia de los medicamentos convencionales, la planta medicinal es particularmente compatible y casi no tiene efectos secundarios. 

Sin embargo, hay diferentes formas de dosificación y dosificaciones. Para que el tubérculo difunda el efecto deseado, por lo tanto, es necesario tratar primero con la aplicación. La forma en que el usuario finalmente elige generalmente tiene un impacto en la eficiencia de la especia curativa. Así, se puede elegir entre tabletas, cápsulas, tubérculos frescos o incluso hacerse un té.

Si bien no existe un consenso oficial sobre las dosis efectivas de cúrcuma o curcumina, las siguientes se han utilizado en investigaciones con resultados prometedores:

  • Para la osteoartritis: 500 mg de extracto de cúrcuma dos veces al día durante 2 a 3 meses.
  • Para el colesterol alto: 700 mg de extracto de cúrcuma dos veces al día durante 3 meses.
  • Para picazón en la piel: 500 mg de cúrcuma tres veces al día durante 2 meses.
Podemos mezclar la cúrcuma con bebidas o tomarla con una infusión.

¿Qué otros usos tiene?

La cúrcuma también tiene muchos otros usos, a parte de contribuir a la pérdida de peso. A continuación os explicamos algunos.

1. Ayuda contra el cáncer

Aproximadamente 3.000 estudios han tratado los efectos curativos de la curcumina en el cáncer. Los resultados de estos estudios han llevado a la Sociedad Alemana, Austriaca y Americana de Oncología a recomendar la cúrcuma como complemento vitamínico para la terapia contra el cáncer. Se han encontrado efectos positivos en casi todos los tipos.

2. Mejora la memoria

Uno de cada doce ciudadanos de los países industrializados occidentales mayores de 65 años, tarde o temprano, se ve afectado por el Alzheimer. Los medicamentos contra el Alzheimer de la medicina convencional tienen numerosos efectos secundarios, son caros y a menudo no son muy efectivos. Por lo tanto, el interés en la curación natural de esta enfermedad está aumentando. En la India, donde la cúrcuma es una especia popular, casi no hay presencia de Alzheimer.

Es bien sabido que la curcumina, con sus capacidades antioxidantes, podría prevenir esta oxidación e inflamación. Un estudio publicado en 2008 en la revista "Annals of Indian Academy of Neurology" descubrió que la memoria de los pacientes con demencia puede aumentar con la ingesta regular de cúrcuma.

3. Efectiva contra la indigestión

La indigestión, como hinchazón, flatulencia intensa, presión en el abdomen o una digestión más lenta, se puede combatir eficazmente con la cúrcuma. Los ingredientes activos de la cúrcuma estimulan la formación de gases y bilis, estimulando así la digestión. Es especialmente efectiva con la digestión de grasas.

Las curcuminas estimulan ciertas células en la mucosa gástrica y el páncreas para producir más enzimas digestivas. Son capaces de descomponer la grasa en los alimentos en ácidos grasos que pueden ser absorbidos a través del intestino delgado. 

Sin embargo, la mayoría de los ingredientes activos, incluidas las curcuminas, no son solubles en agua, por lo que existe el riesgo de que no puedan absorberse en el tracto digestivo y excretarse sin efecto. 

¿En qué casos es peligroso tomarla?

Aunque se cree que la cúrcuma es segura para la mayoría de las personas, algunas personas pueden tener que evitarla.

Bajo estas condiciones se aconseja extrema precaución:

  • Embarazo y lactancia: No hay suficiente investigación para determinar si los suplementos de cúrcuma son seguros para mujeres embarazadas o lactantes.
  • Enfermedad de la vesícula biliar: la cúrcuma puede hacer que la vesícula se contraiga, empeorando los síntomas.
  • Cálculos renales: tiene un alto contenido de oxalato, que puede unirse con el calcio y causar la formación de cálculos renales.
  • Trastornos hemorrágicos: puede disminuir la capacidad de coagulación de la sangre, lo que puede empeorar los problemas hemorrágicos.
  • Diabetes: puede hacer que los niveles de azúcar en la sangre bajen demasiado.
  • Deficiencia de hierro: puede interferir con la absorción de hierro.

 

Comentarios