Dieta de la manzana: cómo perder peso en una semana

Menú y explicación de la dieta de la manzana para perder peso en una semana.
Con la dieta de la manzana podemos llegar a perder peso en una semana de manera rápida y sin perder nutrientes. 

 

La dieta de la manzana es un tipo de dieta para adelgazar de manera rápida y sin incorporar suplementos ni batidos. En tan solo 5 días podemos llegar a perder entre 4 y 6 kilos aproximadamente. 

Gracias a la dieta de la manzana realizamos una desintoxicación de nuestro organismo y nos hará sentir más ligeros, haciéndonos reducir de manera visible zonas de nuestro cuerpo donde acumulamos más grasas. 

Este tipo de dieta está pensada para adelgazar en una semana unos 5 kilos, así que se trata de un régimen de choque de un periodo corto de tiempo. En los siguientes apartados analizaremos esta dieta, explicaremos de qué se trata y expondremos un menú semanal para que la puedas llevar a cabo. 

¿En qué consiste la dieta de la manzana?

El objetivo de esta dieta es perder peso en una semana, manteniendo una dieta depurativa y equilibrada en nutrientes y vitaminas. No se trata solo de consumir manzanas durante 5 días, sino que cada día se van incorporando todo tipos de alimentos de una manera progresiva. 

De esta manera, conseguimos no solo adelgazar, sino también mantener nuestro peso una vez hayamos terminado con nuestra dieta de la manzana. Además, ir incorporando alimentos diferentes a esta fruta también es necesario para que no tengamos ningún tipo de carencia en vitaminas, minerales y energía que necesita nuestro cuerpo para su correcto funcionamiento. 

¿Podemos hacer la dieta con cualquier tipo de manzana?

A menudo pasa que cuando queremos empezar a hacer este tipo de ayuno nos viene la duda si podemos hacerla con cualquier tipo y variedad de manzana. Debemos tener en cuenta que a la hora de escoger las manzanas, debemos seleccionar aquellas que sean lo más frescas posibles y de gran calidad y, a ser posible, que vengan de cultivo ecológico.

Este aspecto es importante, pues manzanas frescas y de calidad nos aportarán más nutrientes y vitaminas que las que no lo son. Además, también conservan mejor sus propiedades y podremos beneficiarnos de ellas más fácilmente. 

Debemos tener en cuenta que las propiedades depurativas de las manzanas harán que nuestra dieta sea efectiva. Así que escoger manzanas ecológicas y frescas harán que nuestro ayuno sea más eficaz y podamos obtener mejores resultados y más rápidamente.

Aspectos a tener en cuenta antes de empezar la dieta

Antes de empezar con la dieta de la manzana, hay una serie de aspectos importantes que debemos tener en cuenta para poder realizarla de manera segura y correcta, así como consejos para no recuperar el peso que hayamos perdido con ella.

Antes de todo tenemos que consultar con un especialista para saber si hay alguna contraindicación en nuestro caso. Si padecemos de diabetes o alguna otra enfermedad, se aconseja primero hablar con un nutricionista. 

También es importante beber 2 litros de agua al día, y es crucial que evitemos la bebidas gaseosas, aunque estas sean dietéticas.

Durante los 5 días que estemos realizando la dieta de la manzana no debemos practicar ningún tipo de deporte. Si lo hacemos, debemos incorporar un aporte calórico adicional al ayuno. Lo que sí podemos hacer y se recomienda es pasear de manera tranquila.

Otro de los aspectos importantes es que debemos descansar al menos 8 horas al día. Mantener una buena salud del sueño nos hará descansar mejor y comer mejor. 

Para mantener el peso una vez realizada, es importante no comer grasas ni carne de cerdo. Así, se recomienda seguir con una alimentación equilibrada para no recuperar el peso que hemos perdido en una semana. Debemos modificar nuestros hábitos alimentarios que teníamos antes de empezar con la dieta. 

Es posible adelgazar en una semana hasta 5 kilos con esta dieta de la manzana. 

 

Dieta de la manzana de los 5 días

A continuación, os mostramos el menú y lo que debemos comer para realizar la dieta de la manzana. Es importante que no excedamos de los cinco días, ya que conseguiremos perder peso en una semana de manera rápida y saludable. 

1. Primer día

El primer día solo comeremos manzanas. Haremos tres comidas: desayuno, comida y cena pero en todas comeremos solo esta fruta. Para no aburrirnos, podemos cocinarlas, metiéndolas en el microondas, cociéndolas o asándolas, y así tomarlas de manera diferente. Puedes comer tantas como quieras.

Para hacerlo más llevadero, es importante que pensemos que estamos depurando nuestro cuerpo y desintoxicando nuestro organismo. Debemos recordar que tenemos que beber mucha agua. 

2. Segundo día

En el segundo día, tanto en el desayuno como en la cena deberemos comer manzanas. Las podemos combinar de diferentes clases para que no nos resulte aburrido y podemos comer tantas como queramos.  

Para comer al mediodía podemos hacernos una ensalada verde, añadiendo otras verduras crudas o vegetales. Debemos tener en cuenta que solo la podemos aderezar con limón y sal, nada de aceite de oliva o de vinagre. 

3. Tercer día

El tercer día nuestro desayuno consistirá en una manzana acompañada de una rebanada de pan, preferiblemente integral, con una loncha de jamón de pavo. 

La comida consistirá en una ensalada verde con apio y zanahorias. Debemos recordar que el aliño solo puede ser limón y sal, nada de aceite o vinagre.

Finamente, la cena consistirá en solo en manzanas. Podemos comer tantas como queramos y de diferentes clases. Pero solo manzanas. 

4. Cuarto día

El cuarto día desayunaremos lo mismo que el día anterior, una manzana acompañada de una rebanada de pan integral con una loncha de jamón de pavo.

Para comer, nos prepararemos verduras al vapor, pero teniendo en cuenta que no podemos incorporar ningún tubérculo, como son la patata y el boniato. La podemos acompañar de atún natural.

Para cenar, comeremos un bol con leche desnatada y cereales de arroz. 

5. Quinto día

Nuestro último día de la dieta de la manzana para adelgazar en una semana, desayunaremos una manzana acompañada de una rebanada de pan integral y un huevo cocido. Puede ser con sal. 

Nuestra comida será una ración de carne asada y la podemos acompañar de una ensalada de verduras crudas.

Para cenar, comeremos solo manzanas. Como siempre, todas las que quieras y del tipo que quieras. 

 

Comentarios