La Dieta Mediterránea

Conoce en qué consiste y cuáles son los beneficios de la dieta mediterránea, una de las dietas más famosas y antiguas del mundo

Dieta Mediterránea
Dieta Mediterránea | iSTOCK

Se conoce como dieta mediterránea al modo de alimentarse basado en una idealización de algunos patrones dietéticos de los países mediterráneos, ​ especialmente: España, Portugal, Italia, Grecia, Marruecos, San Marino, Chipre y Croacia.​

Caracterizada por su riqueza vitamínica y el consumo moderado de alimentos de origen animal, la dieta mediterránea es una de las más recomendadas para disminuir el colesterol al tener como pilar el aceite de oliva.

Orígenes

Con más de 6000 años, esta dieta se originó en la antigua Mesopotamia y Palestina, en donde solo se podía disponer de cierto tipo de alimentos propios de la región. Poco a poco la dieta se fue extendiendo por toda la cuenca mediterránea hasta hoy convertirse en una de las dietas más antiguas y famosas del mundo.

Aspectos de la Dieta

Lo más importante es el consumo moderado de productos de origen animal y la frescura de los de origen vegetal. Se consume desde frutas, verduras, cereales y legumbres, así como vino y cerveza. La ingesta de carne roja, aves de corral y pescado es ligeramente menor a la dieta normal.

Alimentos Básicos

Entre los ingredientes básicos de la dieta mediterránea están las verduras y legumbres, la fruta, el pescado, las carnes blancas, la pasta, el arroz y los frutos secos, además del consumo de vino con moderación.

El producto estrella es el aceite de oliva, que gracias al ácido oleico y a sus grasas de origen vegetal disminuye el riesgo de padecer obstrucciones en las arterias, y tiene un alto contenido en carotenos y vitamina E.

La dieta mediterránea promueve el consumo de aceite de oliva frente a otros tipos de aceite y especialmente frente a la mantequilla. En este patrón alimentario escasean productos como las carnes rojas, los dulces y los huevos.

La dieta mediterránea también tiene en cuenta las recetas típicas de estos lugares, elaboradas con productos de temporada, así como las formas de cocinar tradicionales y otros factores culturales como el hábito de las comidas compartidas en familia o con amigos, las tradiciones y las celebraciones.

El Poder del Aceite de Oliva

El aceite de oliva es el alimento más representativo de esta dieta, ya que por sus cualidades antioxidantes y el ácido graso oleico representa la principal fuente de grasa saludable. Es gracias al aceite de oliva que la dieta mediterránea puede conservar sus propiedades nutritivas aportando el debido valor de proteínas, calorías y vitaminas.

Tips

Algunos consejos para llevar a cabo esta dieta de manera correcta es balancear cada semana los platillos procurando incluir el aceite de oliva como pilar, evitar el uso de sal, tener un consumo mayor de pescado que de otro tipo de carnes, seleccionar productos lácteos bajos en grasa y tener predilección por las frutas, vegetales y cereales integrales.

Beneficios

Además de reducir los niveles de colesterol, la dieta mediterránea aporta grandes beneficios a la salud cardiovascular con la disminución de la presión arterial y la obesidad. También hay mayor equilibrio de la flora intestinal y mayor prevención de varios tipos de cáncer relacionados con el sistema cardiovascular.
Con la dieta mediterránea conservarás las propiedades nutritivas de tus alimentos y aportarás las fuentes de proteínas y nutrientes necesarios para tu cuerpo con una gran variedad de alimentos.

 

Cómo verás, esta dieta no exige un régimen alimenticio muy complicado sólo basta con saber elegir bien lo alimentos y por supuesto comenzar a adoptar hábitos alimenticios positivos para nuestra salud. ¿Que te parece la dieta mediterránea? ¿La probarías?


Comentarios

envía el comentario