Escoge el corte de Pelo para tu tipo de cara

¿Necesitas un cambio de look y no sabes por dónde empezar? Descubre cuál te queda mejor según tu tipo de cara.

Consejos para cortarte el pelo según tu tipo de cara
No hay duda que el mejor resultado es cortarte el pelo según tu tipo de cara | Foto: Istock

¿Has pensado alguna vez cuántos tipos de corte de pelo diferentes has llevado a lo largo de los años?¿Has dado con un corte de pelo que te define a la perfección y no sueles cambiarlo? ¿Eres de las inconformistas y prueba con cualquier corte a la moda?. 

Pues en este artículo, vamos a enseñarte cuales son los cortes de pelo adecuados dependiendo de la forma de tu rostro, es decir, no a todo el mundo le quedan bien los flecos, el corte cuadrado o la melena larga. Dependiendo de la forma de tu cara, veremos cuales son los cortes más propicios, aquellos que resaltan tus puntos fuertes y los cortes de pelo que puedes hacerte cuando quieras un cambio.

En primer lugar, explicaremos las distintas morfologías del rostro y a partir de ahí, los cortes de pelo que van en sintonía con ellas. Es importante descubrir que forma tiene nuestro rostro para ponernos manos a la obra si queremos realizar un cambio importante y dar en el clavo con el corte de pelo perfecto.

Definición de la forma de tu rostro

Rostro ovalado: es la forma casi perfecta de cara, tanto en hombres como en mujeres. Suelen tener la frente ancha pero adecuada, los pómulos son bastantes prominentes, y la barbilla delicadamente refinada. Si a este tipo de cara, le acompañan unos ojos grandes y expresivos y unos labios de líneas perfectas y carnosos, podemos darnos por afortunados.

Rostro cuadrado: este tipo de morfología es bastante compacta, ya que todo el rostro mantienen la misma anchura, la frente, los pómulos, la barbilla tienen el mismo diámetro, incluso la mandíbula es sutilmente destacable, y al sonreír la boca es bastante grande.

Rostro redondo: pues como un círculo, este tipo de rostro forma una redondez perfecta, siendo más saliente en los pómulos, la frente y la barbilla son totalmente iguales.

Rostro alargado: son rostros alargados desde la frente hasta la barbilla, su longitud es bastante más grande que las demás morfologías, e incluso el mentón suele estar muy saliente. 

Rostro corazón: este tipo de rostro es similar a la forma de un corazón, o como creemos nosotros que es un corazón, más ancho en la frente que suele ser más grande incluso abultada y más puntiagudo hacia la barbilla.  

Rostro diamante: es la morfología menos frecuente, la barbilla cae en punta, y las sienes suelen estar más marcadas, la frente sin embargo es más ancha.

¿Qué corte de pelo escojo? Tipos de corte de pelo

Empezaremos por el orden descrito anteriormente en la morfología del rostro, así te será más fácil identificar el corte de pelo adecuado.
 

Rostro ovalado: como explicamos anteriormente, este tipo de morfología es casi la más adecuada o perfecta, pues debido a las longitudes de la cara, cualquier corte te puede favorecer. Si quieres dar un cambio a tu look, puedes optar por cualquier corte que no hayas probado en el pasado. Es hora de dar un cambio radical y probar con cortes con flecos, media melena y ondulado, y el corte encima del hombro con forma cuadrada queda espectacular.

Rostro cuadrado: para este tipo de morfología hay que escoger cortes que resalten las líneas de la cara más prominentes, acentuándose pero sin que llegue a ser demasiado. Los flecos son una muy buena opción con grandes melenas pero onduladas o rizadas, el pelo demasiado largo y liso acentuará la longitud de la cara. Un corte tipo bob es ideal, ya que provocará el efecto contrario de tu rostro suavizándolo.

Rostro redondo: este tipo de rostro tiene los pómulos bastante prominentes, así que es ideal para cortes dejando la media melena, siempre debajo de la barbilla, ondulado o liso pero siempre más largo que corto para restar importancia a los pómulos. El pelo corto también es ideal, aunque parezca que acentúa la redondez provoca el efecto contrario cuando el corte es cuadrado y lo peinamos con ondas.

Rostro alargado: los cortes adecuados para este tipo de cara son aquellos que difuminan la longitud de la cara, un flequillo redondeado te permite dar más forma a la cara, y ocultar en algunas ocasiones frentes demasiado alargadas. Jugar con las líneas la hora de peinar es muy aconsejable, una raya a un lado y recoger el pelo detrás de la oreja es una elección original y muy adecuado para personas con la cara alargada.

Rostro corazón: las personas con este tipo de cara suelen recurrir a cortes que desvíen la atención hacia su barbilla, cortes con melenas largas y rizadas, incluso los cortes de pelo bastante cortos, con flecos, le quitarán miradas a tu barbilla saliente y crearán volumen en tus pómulos. Algunos tips, como acentuar los ojos o los pómulos son muy frecuentes, pues harán destacar partes de tu rostro menos visibles o que pasan más desapercibidas.

Rostro diamante: el corte más frecuente para este tipo de rostro es aquel que busca suavizar las líneas afiladas del rostro, en este caso los pómulos o las sienes en algunos casos. Se busca equilibrar la barbilla tan estrecha de muchas mujeres, un ejemplo que no hay que seguir es el de la melena larga y lisa. En este caso, los cortes pequeños y redondos darán más suavidad a la cara y disimularán las líneas más afiladas. Los flecos o flequillo lateral hace maravillas en este tipo de morfología, realzando los pómulos y la boca. 


Comentarios

envía el comentario