1001consejos

Telegram

E-Mail:

Los mejores destinos para esquiar en Fin de Año

 

Reservar las vacaciones de invierno con antelación es una buena idea. Aunque el calor ya está aquí y ahora mismo solo pensamos en verano, la época fría llegará y se pueden obtener los mejores precios si se organiza con previsión. Preparar este tipo de escapadas con antelación permite ahorrar tiempo y dinero, y reservar esquí para fin de año ya es posible con Esquiades.com.

 

La Península Ibérica es una de las regiones con mayor oferta para esquiar en Europa y son muchos los turistas, tanto nacionales como de origen internacional, que deciden disfrutar de la nieve en España y Andorra. La propuesta de esquí y fiesta para Fin de Año es muy apetecible y los buenos precios vuelan, así que es altamente recomendable empezar a preparar ese viaje para Nochevieja o para la semana reservada para disfrutar de deportes de invierno.

 

La oferta de nieve en España es muy amplia y crece a medida que nos adentramos en el norte del país. En el sur, Sierra Nevada es la joya para despedir el año. Su proximidad con Granada, además del gran ambiente que se genera en los pueblos cercanos, lo convierten en un destino ideal para disfrutar de las vacaciones invernales. Pasar Nochevieja en Sierra Nevada es especial. Además, la oferta ahora es muy buena y desde 240 euros se puede contratar una estancia de cuatro noche y tres días de forfait. El nivel del esquí en Sierra Nevada es muy alto. Con cerca de cien kilómetros esquiables, esta zona atrae a miles de visitantes cada año que disfrutan de una gran calidad de la nieve y de los numerosos servicios instalados en las pistas, así como en las zonas próximas. Tiene varias zonas para esquiar y una numerosa oferta de alojamiento.

El Pirinero Aragonés es otra de las áreas más solicitadas para esquiar en España. Formigal dispone de pistas de todo tipo y es un buena opción para esquiar con niños. Los más pequeños pueden dar sus primeros pasos en el esquí en esta zona ubicada al norte de Huesca, casi en la frontera con Francia. Si se suma a Panticosa, encontramos casi 200 kilómetros esquiables con cerca de 150 pistas. Una gran área que abarca todos los gustos y niveles. Hay unas cuantas pistas verdes donde muchos monitores enseñan a niños las nociones básicas del esquí. Aunque no debe asociarse estas estaciones al esquí de iniciación, ya que hay casi cien pistas rojas y negras para los más experimentados. Formigal es también un buen destino de viaje con niños debido al Portalet Park, una gran superfice de unas diez hectáreas que es lo más parecido a un parque temático en la montaña. Tiene zonas infantiles y desde allí parten excursiones de trineos tirados por perros y rutas por la montaña.

Un poco hacia el este encontramos otro de los destinos preferidos por los esquiadores. Andorra es sinónimo de deporte de montaña y punto neurálgico del esquí europeo en cada invierno. Su oferta es innumerable y la estancia puede completarse con visitas a los atractivos de Andorra La Vella. Grandvalira es la zona más visitada. Las pistas son de gran calidad y es posible disfrutar de muchos tramos y paisajes espectaculares. Es una de las estaciones con más kilómetros esquiables en Europa. No hay que olvidar que todas las zonas de Grandvalira están conectadas a través de las pistas, así que para ir de un punto a otro solo hay que coger varios teleféricos y descender unas cuantos montañas subido a unos esquís. En portales como Esquiades.com es posible comparar precios y buscar las mejores ofertas para esquiar en Fin de Año así com en cualquier otra época, ya que la temporada de esquí puede prolongarse desde octubre a abril si el tiempo lo permite.

Esta área de Andorra cuenta con una gran oferta hotelera, con complejos de todas las categorías. Muchos de sus hoteles incluyeb piscinas climatizadas y zonas de sauna y spa para relajarse después de una intensa jornada de esquí. Los precios para pasar unos días el próximo invierno en Grandvalira están muy económicos, ya que desde 300 euros se puede disfrutar de cinco noches de hotel y cuatro días de forfait, coincidiendon con Nochevieja. En esta época del año hay mucho público en Andorra y el ambiente que se genera en esta celebración es muy bueno. La zona de Pal-Arinsal es más económica y puede ser una buena opción para quienes buscan más tranquilidad y proximidad con las pistas. Aunque el número de kilómetros se reduce, es una buena elección para disfrutar de este apasionante deporte. Al igual que Ordino-Arcalís, otra de las propuestas para esquiar en Andorra. Los precios para pasar Fin de Año en estas dos áreas se sitúan a partir de 200 euros, una cantidad muy buena dado que se trata de época vacacional y en plena temporada alta.