Terapia de pareja: 10 motivos para ir

Peleas, falta de respeto, falta de relaciones íntimas… Estos son algunos de los motivos para ir a terapia de pareja.
Conocemos 10 motivos para acudir a terapia de pareja.

 

Muchas veces las parejas pasan por momentos de crisis y baches en su relación. Esto suele ser bastante común y se acaba superando gracias al esfuerzo que ponen los dos. Sin embargo, hay muchas otras que no logran superarlo y entran en una dinámica negativa de la que no parece que haya salida. Es en esos casos cuando se recomienda al matrimonio ir a un terapeuta.

Para saber si tu relación necesita de la ayuda de un profesional, os contamos 10 motivos que se suelen dar para ir a terapia de pareja.

10 motivos para ir a terapia de pareja

Acudir a un terapeuta ayudará a la pareja a saberse comunicar y a solucionar los problemas que existen en la relación. En las sesiones se analizarán los diferentes conflictos y se trabajarán para que las dos personas aprendan a llevarse bien y a disfrutar uno del otro.

Es importante saber cuándo debemos pedir ayuda a un profesional, por esta razón os detallamos a continuación los motivos generales para ir a terapia de pareja:

1. Todo son broncas y peleas

La ira y los gritos son el principal motivo por el cual las parejas asisten a terapia. No es raro que las relaciones sanas discutan de vez en cuando, pero algunas llegan al punto de pelearse todos los días, a menudo por cosas insignificantes. Estas situaciones suelen provocar en los cónyuges inseguridad, tristeza, incomodidad y depresión.  

2. Medida preventiva

No todas las parejas que acuden a un terapeuta matrimonial están pasando por una crisis. Muchas lo hacen antes de que aparezcan los problemas de pareja, para que el profesional les ayude a trabajar juntos la relación de manera efectiva. Algunos de los temas que se tocan son:

  • Comunicación efectiva
  • Aprender a hablar y discutir de las finanzas
  • Hablar sobre metas futuras, como el deseo de tener hijos
  • Aprender sobre los valores y creencias de los demás
  • Tratar temas del pasado
  • Discutir las expectativas matrimoniales

3. Cuestiones tecnológicas

La tecnología es otro de los principales problemas de las relaciones. Algunos de los más recurrentes son: enviar mensajes a alguien fuera del matrimonio, adicción a la pornografía, hablar por Whatsapp de manera compulsiva, adicción a las redes sociales y falta de tiempo juntos de calidad.

4. Problema específico

Otra razón común por la cual las parejas buscan terapia es abordar un problema específico en su relación. Un ejemplo de esto sería una adicción a las drogas o al alcohol. Este tipo de problemas son complicados de tratar y siempre es conveniente acudir a un especialista. 

5. Mala comunicación

Otro de los principales motivos para ir a un profesional es la mala o falta comunicación dentro de la pareja. Esta es esencial para poder disfrutar de una relación sana y duradera. Cuando brilla por su ausencia, los dos miembros se van distanciando y los problemas van creciendo. Es un factor determinante para pedir ayuda. 

 

Acudir a terapia de pareja es la mejor manera de superar juntos cualquier adversidad en la relación. 

 

 

 

6. Infidelidad

La infidelidad es una de las razones por las cuales las personas buscan asesoramiento para parejas. Pueden pasar años hasta superar el dolor y olvidar el sentimiento de traición. Ante estas situaciones es importante volver a confiar en la otra persona, y es ahí donde entra el profesional, que nos ayudará a superar la situación.

7. Problemas sexuales

El sexo es uno de los elementos básicos para mantener una relación sana. Une a las parejas, aumenta la confianza y alivia el estrés. Sin embargo, si no existe un entendimiento, es un motivo para ir a un terapeuta de parejas, ya que nos ayudará a entender por qué nos estamos alejando uno del otro y a reencontrarnos a nivel sexual.

8. Asuntos financieros

El dinero es un tema complicado e incómodo para muchas parejas, por lo que no es sorprendente que este se haya convertido en uno de los mayores problemas que hace enfrentar a los cónyuges. El gasto irresponsable y la infidelidad financiera pueden crear serios problemas en una pareja. 

9. No hay respeto

La falta de respeto a menudo se manifiesta en la forma en que los cónyuges se tratan entre sí. Decir de manera intencionada cosas hirientes a la otra pareja, no estar dispuestos a escuchar y no valorar la confianza son signos de que falta respeto en una pareja

10. Uno de los dos quiere el divorcio

Cuando se llega a este punto, muchas relaciones deciden acudir a terapia de pareja. Sin embargo, hay que saber que lo ideal es asistir antes, para que no sea demasiado tarde y para que los dos pongan de su parte para salvar el matrimonio.

  

Comentarios