Propiedades de la manzanilla: 6 beneficios que desconocías

Desde antaño se ha utilizado como remedio natural. Ahora, los investigadores confirman las diferentes propiedades y beneficios de la manzanilla.
Conocemos los diferentes beneficios y propiedades de la manzanilla. 

 

El té de manzanilla se lleva consumiendo desde hace mucho tiempo como remedio popular, para diferentes problemas y afecciones de salud. Esta planta está considerada como una de las hierbas medicinales más antiguas y versátiles de toda la historia de la humanidad. Así, las numerosas propiedades de la manzanilla hacen del consumo de esta hierba en forma de té uno de los remedios naturales más importantes.  

Sus flores secas tienen numerosas aplicaciones para la salud gracias a su alto contenido en antioxidantes que combaten diferentes enfermedades. Sus usos son bastante variados, y la podemos encontrar en diferentes formatos como en té, como extracto de hierbas, en hojas para masticar y hasta en cremas para su aplicación cosmética. 

En este artículo os contaremos los diferentes beneficios y propiedades de la manzanilla y para qué sirve, así como diferentes formas de aplicación o consumo. 

Propiedades y beneficios de la manzanilla

La manzanilla, también llamada camomila, ya sea en forma de infusión, en crema para la piel, como enjuague bucal o masticando sus hojas, posee numerosos beneficios para nuestro organismo.

Utilizada desde antaño como remedio natural para diferentes afecciones, estudios actuales corroboran estas propiedades. A continuación os las detallamos todas y os contamos cómo debemos consumirla: 

1. Reduce el dolor menstrual

La camomila consumida como infusión ayuda a reducir la intensidad de los calambres menstruales. Así, se aconseja tomar té de manzanilla a diario para reducir el síndrome premenstrual. Además, esta infusión también ayudará a que sintamos menos ansiedad y angustia asociada con el dolor menstrual.

2. Tratamiento de la diabetes y disminución del azúcar en la sangre

El té de manzanilla ayuda a reducir el azúcar en la sangre en personas que padecen diabetes. Así, es un complemento útil para los diferentes tratamientos a los que estén sometidos los pacientes de esta afección.

Además, su consumo constante y habitual evita que el nivel de azúcar en sangre aumente, por lo que reduce a largo plazo complicaciones con esta enfermedad.

La manzanilla tiene propiedades digestivas, relajantes y antiinflamatorias. 
 

3. Reduce los niveles de colesterol

Otra de las propiedades de la camomila es que es bastante eficaz a la hora de reducir los niveles de colesterol cuando estos se encuentran por encima de lo normal. Esto es debido a su capacidad por estimular la descomposición de lípidos. 

Así, a todas aquellas personas que padecen colesterol alto, se les recomienda su consumo, por lo menos, una taza de infusión al día, además de mantener una dieta baja en grasas. 

4. Tratamiento para afecciones leves de la piel y para mejorar su suavidad

La aplicación de extracto de manzanilla directamente sobre una herida ayuda a la curación. Además, los ungüentos de manzanilla pueden ayudar a mejorar el estado de eccemas y de las afecciones inflamatorias leves de la piel.

Además, al tratarse de una hierba seca, la camomila ayuda a renovar la textura de nuestra piel, dejándola mucho más suave y tersa. También podemos añadirla en cualquier crema corporal, para así poder disfrutar de todos sus beneficios y eliminar todas las impurezas. Una manera de exfoliar la piel ideal para terminar con las células muertas que se van acumulando en la superficie. 

5. Indigestión

De todos es bien sabido, que cuando sufrimos de mala digestión o de otra afección en el estómago, tomar camomila nos calmará. Así, una infusión de esta hierba alivia muchos de los diferentes tipos de enfermedades y dolores que sufrimos en el sistema digestivo. 

La manzanilla tiene la propiedad de calmar cólicos intestinales, así como los dolores producidos por la gastritis, las náuseas y los vómitos de una manera bastante rápida. Esto se debe al efecto que tiene en la mucosa digestiva, relajando el músculo intestinal y desinflamando los tejidos gastrointestinales. 

Con una infusión de esta hierba también evitamos las flatulencias, la posibilidad de sufrir una indigestión por cualquier tipo de comida y el aumento del ácido clorhídrico.

6. Ayuda con el sueño y la relajación

Otra de las propiedades de la manzanilla es su capacidad para relajar y ayudar a las personas a conciliar el sueño. Consumir una infusión de esta hierba antes de dormir nos beneficia relajándonos y haciendo que nos quedemos dormidos rápidamente. 

Además, si solemos estar nerviosos o sufrimos regularmente episodios de ansiedad, consumir té de manzanilla hará que nuestros síntomas se reduzcan paulativamente y nos sintamos más calmados. 

 

Comentarios