El Queso Gouda: Propiedades y Elaboración

Una combinación irresistible para los paladares más exigentes, conoce un poco más sobre el queso gouda

El Queso Gouda
El Queso Gouda | iSTOCK

El queso gouda es un queso holandés de color amarillento, elaborado a base de leche de vaca pasteurizada, procesada y recalentada para que los cuajos se separen del suero.

Este queso es colocado en moldes tradicionales que le dan la forma característica que lo diferencia de otros quesos, después de estar en estos moldes el queso es impregnado con salmuera para que se genere su corteza y sabor característico.

Estos quesos son conocidos por su cubierta o corteza roja de parafina, este queso también es rico en calcio, zinc y fósforo. Recomendado para niños, adolescentes y embarazadas para el desarrollo muscular y sobre todo de los huesos.

Definición

El gouda es un queso amarillento neerlandés denominado así por la ciudad de Gouda. El término "gouda" es hoy en día un nombre genérico, que no está limitado a los quesos de origen neerlandés.

El término "Gouda Holland" ("gouda de Holanda") está registrado en la UE como una denominación de origen protegida. Lo curioso de esto es que la ciudad de Gouda está ubicada en la provincia de Holanda Meridional; sin embargo, los quesos del tipo gouda procedentes de Holanda Septentrional tienen mejor reputación por su calidad.

Propiedades

Este queso destaca por su alto valor energético. Aún así, cabe destacar que esto se acompaña de un importante aporte en grasas y colesterol, por lo que su consumo se debe encuadrar dentro de una dieta sana y variada.

Sin embargo, es un alimento rico en proteínas, que ayuda a la recuperación y desarrollo del sistema muscular, así como la regeneración de tejidos. Además, contiene un importante valor en calcio, indispensable para el mantenimiento de unos dientes y huesos sanos.

Este queso también contiene gran cantidad de ácido fólico, el cual es aconsejable entre mujeres embarazadas para evitar problemas de malformaciones en el feto.

Elaboración

El queso se elabora a partir de leche de vaca pasteurizada, procesada y recalentada hasta que los cuajos se separan del suero. Aproximadamente el diez por ciento de la mezcla son cuajos, los cuales son presionados dentro de moldes circulares durante un par de horas.

Los moldes le dan al queso su forma tradicional. Enseguida, el queso es impregnado en salmuera que le da una corteza peculiar y enriquece su sabor. Después de que la sal es absorbida, se seca el queso durante un par de días antes de ser recubierto para impedir que se seque del todo. Después se añeja por al menos dos semanas antes de que esté listo para consumirse.

Hay variaciones de este queso por ejemplo: Gouda ahumado o mini gouda, que son pequeños quesos gouda que pueden usarse como aperitivos.

Tip: El mejor vino para este tipo de queso es Cabernet Sauvignon, Champagne, Chardonnay, Merlot, Pinot Gris, Riesling, Shiraz/Syrah, y Zinfandel.


Comentarios

envía el comentario