Telegram

E-Mail:

Las 12 frutas exóticas más deliciosas

 

Las alimentos que son muy saludables y hay frutas exóticas que además de extrañas para nosotros, son también deliciosas. Lo malo de las frutas exóticas es que no se dan en todas las regiones geográficas, como las frutas más comunes lo que las convierten en objetos de deseo y en alimentos más costosos.

Sin embargo, contienen muchos beneficios y propiedades saludables, por lo que te conviene probarlas y si se puede, incorporarlas a nuestras dietas.

Las  mejores frutas tropicales

La fruta de la pasión

Este extraño ejemplo de frutas exóticas guarda todo su sabor en la cubierta viscosa de sus semillitas. Su sabor es intenso y agridulce. Deben comerse antes de que maduren demasiado ya que se ha sabido que pueden llegar a ser tóxicas si están muy viejas.

Tuna

Estas frutas exóticas son las que se encuentran en los cactus. Ten cuidado al agarrarlas ya que su piel está cubierta de pequeñas espinas. Son una fruta muy jugosa y dulce cuando están en su punto. Cómelas muy frías.

Guanábana

La pulpa de la guanábana tiene una consistencia muy carnosa, suave e inconfundible. No todos son fanáticos de esta fruta ya que tiene un sabor muy peculiar, pero es excelente para darle un toque tropical a cualquier jugo.

Lychee

Las lychees son irresistibles por su textura suave, casi como gelatina, y sabor dulce. Además, te puedes divertir muchísimo pelándolas.

Granada roja

Esta extraña fruta es prima de la fruta de la pasión. Las granadas son de esas frutas exóticas que deben llevar algo extra para disfrutar más su sabor, por ejemplo es utilizada para espolvorear encima de los Chiles en Nogada, un delicioso platillo mexicano. También las puedes disfrutar con limón y chile en polvo.

Pitaya

Esta es una de las frutas exóticas más atractivas que existe. En inglés es conocida como Dragon Fruit o fruta del dragón. Lo que se come es la pulpa blanca que asemeja la textura de un kiwi y es utilizada para limpiar el paladar entre platillos.

Carambola

Nativas de India, Indonesia y Sri Lanka, estas frutas exóticas tiene forma de estrella cuando se cortan. Si quieren atinarle a su sabor imaginen comer manzana, piña y kiwis al mismo tiempo. Es una excelente fuente de vitamina C, normalmente consumida en jugos y a veces, convertida en vino.

Rambután

Su sabor y textura es muy parecido al de las lychees, sólo que esta se ve más extraña por los pelos que las cubren. Se da en Indonesia y Filipinas.

Mangosteen

Parece de juguete ¿no creen? Estas frutas exóticas sólo se dan de mayo a septiembre en Indonesia; lo que se come es la pulpa blanca del centro. Así que si estás en Indonesia debes probar la reina de las frutas exóticas de este país.

Mamey

El mamey es usado casi en su totalidad, exceptuando su piel rugosa. La carne es deliciosa sola, en nieves, helados o licuados, mientras que la semilla junto con flores de cacao, son utilizadas para hacer una bebida oaxaqueña llamada Tejate.

Chicozapote

Este ejemplo de frutas exóticas es prima hermana del mamey, su sabor no es tan fuerte pero es delicioso con miel o jugo de naranja. Proviene del estado de Yucatán y otros estados sureños de México.

Plátano macho

Es una de las frutas exóticas con apariencia más común, ya que es muy similar al plátano convencional, sólo que lo rebasa en tamaño y cuando está negro quiere decir que está en su punto y no echado a perder. Su cáscara es mucho más delgada y su pulpa más dura. Es riquísimo frito con azúcar o leche condensada.

 

Estas frutas son atractivas a la vista y tienen sabores muy especiales y deliciosos, por lo que son ideales cuando desees cambiar de rutina alimenticia o para dárselas a los niños.

 
Comentarios