Las mejores plantas medicinales

Aunque es necesario informarse bien antes de usarlas, es cierto que existen una amplia variedad de plantas que destacan por sus diferentes cualidades medicinales.

Colgantes con plantas verdes
Las plantas medicinales y sus propiedades principales   | iSTOCK

La conocida como medicina natural continúa siendo una parte importante en nuestro día a día, donde las plantas medicinales son una parte igualmente esencial, cuyos remedios naturales han pasado de generación en generación durante décadas, como es el caso de preparaciones caseras como infusiones y tés, además de las tisanas.

En la mayoría de las ocasiones muchas hierbas son de cierta utilidad a la hora de mejorar la salud, en muchos casos de forma sutil e inofensiva, lo que significa que no suele ser común que originen efectos adversos o secundarios graves.

Eso sí, antes de usarlas y aplicarlas en nuestro día a día, es recomendable prestar especial atención a lo que la evidencia científica ha podido demostrar y decir acerca de la eficacia de cada una de las plantas medicinales y hierbas que podrías plantearte usar. Además de otro aspecto todavía más importante: las posibles interacciones que puedan surgir y, sobre todo, los problemas asociados a la seguridad.

Por ejemplo, no es aconsejable ofrecerle plantas medicinales en bebés y niños pequeños, además de en embarazadas y en aquellas mujeres que estén amamantando a sus bebés. Esto es debido a que la mayoría de las plantas y hierbas no han sido probadas en estos grupos, por lo que se desconoce hasta qué punto son seguras.

Partiendo de esta advertencia, es cierto que, en un primer momento, puede ser ligeramente complicado identificar o elegir qué planta medicinal puede ser adecuada. Para ayudarte, a continuación te descubrimos cuáles son las mejores plantas medicinales. Toma nota.

Cúrcuma

Se trata, es cierto, de una especia sumamente conocida y usada en la cocina, sobre todo en la cocina india, donde es muy común por su sabor y aroma característicos. De hecho, es originaria de la India. Se cree que puede prevenir y evitar las mutaciones en el ADN, además de proporcionar cualidades anticancerígenas.

También es reconocida por sus beneficios antiinflamatorios, por lo que suele ser tomado como suplemento e incluso de forma tópica en cremas para el tratamiento de los síntomas y las molestias asociadas a la artritis. De hecho, distintos estudios realizados recientemente han podido constatar que es una opción natural útil para el tratamiento de la artritis articular y diferentes enfermedades cutáneas (de la piel).

Equinácea

Además de ser una planta con flores realmente bonitas y fácilmente características, la equinácea suele ser habitualmente conocida por sus cualidades para estimular las defensas y reforzar de forma natural el sistema inmunológico.

De hecho, suele ser muy usado en el tratamiento y la reducción de los síntomas asociados al resfriado común, aunque es cierto que todavía se necesitan más estudios con la finalidad de comprender cómo la equinácea podría ser verdaderamente capaz de aumentar la inmunidad natural del organismo cuando existe un virus presente en el cuerpo.

En cualquier caso, es cierto que nos encontramos ante otro aspecto importante a destacar. Y es que es una opción relativamente segura, salvo algunos efectos secundarios que podrían aparecer en algunas circunstancias.

Lavanda

La lavanda se trata de un remedio natural muy conocido por sus cualidades relajantes, motivo por el cual es una opción reconocida para el tratamiento de los síntomas asociados a la ansiedad, en especial cuando se utiliza el aceite esencial de lavanda.

También proporciona propiedades sedantes que son de muchísima utilidad cuando, por ejemplo, la persona presenta problemas para conciliar el sueño con normalidad. Además, recientemente también se habría descubierto que brinda cualidades antiinflamatorias, aunque es más eficaz cuando se diluye y se aplica en forma de masajes relajantes, o en aromaterapia.

En cualquier caso, es considerada como una opción verdaderamente segura porque prácticamente presenta pocos efectos secundarios o adversos.

Manzanilla

¿Qué decir de la manzanilla que posiblemente no sepas ya? Se trata, es cierto, de una planta medicinal con reconocidas cualidades relajantes y digestivas, además de ser realmente segura, carente casi de efectos adversos o secundarios.

De hecho, es un remedio común a la hora de calmar los gases y los dolores de estómago, mientras que es suavemente sedante, por lo que puede ser también de cierta ayuda para reducir los síntomas asociados a la ansiedad o a las tensiones nerviosas.

Consumido en forma de té es una opción natural excelente por sus cualidades ansiolíticas. Es más, ha conseguido situarse como uno de los remedios caseros más conocidos y populares en este sentido.

Eso sí, sí posee un efecto adverso que debe ser tenido en cuenta en todo momento. Y es que consumida en exceso puede causar náuseas, aumentando el riesgo de vómitos.

Diente de león

De apariencia, color y forma igualmente características, el diente de león no solo es delicioso en una ensalada de vegetales, también destaca por sus increíbles beneficios nutritivos, ya que posee un alto contenido en vitamina C, vitamina K, hierro y calcio.

No solo eso, también es capaz de ser un buen desintoxicante del hígado, apoyando su salud general, además de ser de utilidad a la hora de tratar y prevenir las infecciones urinarias, y ayudar en el buen funcionamiento de la vesícula biliar, motivo por el cual es habitual usarlo como desintoxicante en dietas de adelgazamiento, y como depurador hepático.

Caléndula

Destacada por su forma y apariencia características, es de utilidad a la hora de ayudar a calmar distintos problemas de la piel, motivo por el cual es muy común encontrarla en una amplia variedad de cremas y tratamientos tópicos.

De hecho, brinda beneficios antisépticos y antibacterianos, ayudando además a la hora de reducir la inflamación.

Aceite de onagra

La onagra es considerada habitualmente como la planta de la mujer. Y con razón, ya que se cree que es capaz de aliviar los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual. Pero no solo eso, también es de utilidad a la hora de tratar diferentes afecciones cutáneas, como el eccema.

Distintos estudios han mostrado los beneficios del aceite de onagra para el tratamiento de una amplia variedad de trastornos antiinflamatorios, debido a que se caracteriza por ser una opción natural con excelentes beneficios antiinflamatorios. Por este motivo, es de utilidad a la hora de tratar la conocida como neuropatía diabética y la dermatitis atópica.

Aceite del árbol del té

Nuevamente nos encontramos ante una planta medicinal que es común usarla en forma de aceite vegetal. El árbol del té se caracteriza por ser una opción natural originaria de Australia, que se utiliza para la producción de un aceite muy útil en el tratamiento de distintas afecciones inflamatorias de la piel, como el acné, la caspa, las picaduras de insecto o pequeñas heridas.

También suele ser común su uso en el cabello como remedio natural antipiojos, o como tratamiento anti acné gracias a que es capaz de desacelerar el crecimiento de las bacterias causantes de este problema cutáneo.

Es más, es habitual usarlo también como combinación con otros aceites portadores y aceites esenciales, con la finalidad de incrementar al máximo sus diferentes propiedades.


Comentarios

envía el comentario